La Epicondilalgia según la Bibliografía Actual

La famosa epicondilitis, o epicondilalgia o “codo de tenista”, de la que ya hablamos en su día (véase en este enlace) es la afectación acompañada de dolor en la cara lateral del codo, y limita tanto la extensión dorsal de la muñeca como el gesto de agarre de objetos o grip.

Agarre mano grip

Esta lesión a nivel del codo limita de manera más que considerable el día a día de los pacientes que la padecen. Gestos que realizan de manera cotidiana con las manos y los dedos como agarrar objetos pasa a ser una tarea ardua y en ocasiones imposible.

Para profundizar un poco más en su origen o posible causa, y sus múltiples efectos a nivel de la musculatura del antebrazo (muchos relacionados con la muñeca y dedos), os traemos una Revisión Sistemática de 2016 sobre la actividad electromiográfica de los mismos.

Artículo Epicondilalgia

Revisión Sistemática de 2016

Se basó en la búsqueda de artículos con el fin de encontrar diferencias significativas en la electromiografía muscular del antebrazo entre pacientes con Epicondilalgia y sujetos libres de dolor. Aunque la primera búsqueda da un número más que considerable de artículos, acaban incluyendo 7 estudios con los criterios que ellos proponen.

Artículos Epicondilalgia

Los datos que se sacan sobre el “Codo de tenista” no son concluyentes por la heterogeneidad de los métodos de cada uno. Aun así, saca a la luz varios datos interesantes que os dejamos aquí.

Datos Relevantes de la Epicondilalgia y músculos del Antebrazo:

  • Durante el agarre o grip (el gesto de la mano para agarrar cualquier objeto) en pacientes con Epicondilalgia, se produce un fallo de coordinación intermuscular entre los flexores de los dedos y los Extensores Radiales del Carpo.

Coordinación muscular antebrazo

Es comprensible ya que, ante la posibilidad de aparición de dolor, como medida de defensa, active de manera precoz estos músculos.

También se produce una disminución de la fuerza del agarre por ese miedo al dolor.

  • La posible colocación de la muñeca (una menor extensión como posición de partida) que llega a disminuir la tensión de los tendones de los flexores de los dedos, y por tanto enlentece la capacidad de reaccionar de estos músculos.

Para que el trabajo muscular sea eficaz, la tensión de los tendones de los músculos del antebrazo debe ser la adecuada.

  • Dentro de los grupos de pacientes que pueden padecerlo, nombra a los tenistas. Comenta que los más inexpertos son más proclives a la aparición de una epicondilalgia o epicondilitis por:

El grip o agarre de  la raqueta es demasiado fuerte, lo que índice a mayores vibraciones cuando la bola no golpea en el centro de la misma.

Codo tenista niño

  • La activación previa de los extensores de muñeca (en concreto el Extensor Radial Largo del Carpo) ante las actividades nombradas ( ya sea como protección al daño) predispone a lesionar estas estructuras con cambios a nivel celular y biomecánico.

El tejido se vuelve menos eficaz y resistente ante agentes y fuerzas externas, lo que predispone a una lesión en el epicóndilo.

La Fisioterapia como Tratamiento de la Epicondilalgia.

Con todo ello, y a modo de conclusión, basa el tratamiento de la epicondilalgia (mal llamada epicondilitis) al aprendizaje del paciente para conseguir un correcto control motor de la musculatura del antebrazo, educando con un correcto gesto (ya sea en el trabajo o deportivo) y una rehabilitación enfocada a la coordinación y propiocepción de la misma.

En concreto, nombra el trabajo de Fisioterapia para conseguir la activación diferenciada de los Extensores de los dedos y Extensor Radial Largo del Carpo en  todos los movimientos que impliquen a la mano y muñeca.

Tratamiento Epicondilalgia

ES DECIR, una Fisioterapia ENFOCADA en el EJERCICIO TERAPÉUTICO y destinada a Corregir la forma de trabajo de la extremidad.

 

Pablo Rodríguez Sánchez-Laulhé

Fisioterapeuta