El tratamiento de la Rizartrosis de Pulgar según Kristin Valdes

Ya hablamos anteriormente sobre esta disfunción, y la importancia del trabajo muscular a nivel de todo el carpo para su control y mejora, pero en el Congreso Nacional de Terapeutas de mano de Marbella del pasado mes de Abril, la autora ahondó un poco más en su tratamiento.

Basándose en varios artículos publicados entre 2013 y 2016, destacó tres factores desencadenantes de su aparición:

  • La fuerza de compresión sobre la unión entre el pulgar y el carpo (articulación Trapecio-metacarpiana).
  • La inestabilidad ligamentaria, destacando los más afectados los situados en la cara palmar, debido a la presencia de pocas terminaciones nerviosas, a diferencia de los situados en la cara dorsal.
  • El sistema propioceptivo informa sobre la posición y el movimiento del pulgar, por lo que su afectación podrá contribuir a la aparición de una artrosis.

 escafoides del pulgar muñecaarticulación del pulgar de la muñeca

Por lo que tras estas conclusiones, basa el tratamiento de la rizartrosis del pulgar en un entrenamiento neuromuscular para promover una estabilidad dinámica de la articulación.

Y como ya dijimos en el artículo anterior de la rizartrosis, destaca la importancia del trabajo activo y sensorio-motor (propioceptivo) sobre:

  • el Primer Interóseo Dorsal
  • el Abductor Largo del Pulgar
  • el Extensor Corto del Pulgar

músculos y tendones del pulgar en el carpo

Y añade el conseguir un descenso del tono en toda la musculatura aductora y flexora del pulgar, que promueven la deformidad de la articulación, junto a técnicas de vendaje elástico, tracción de la articulación y órtesis.

tratamiento pulgar carpo Tratamiento pulgar rizartrosis

Y entre todas ellas, destacar el uso que ella misma realiza de Apps para Smartphones dentro del proceso de recuperación del paciente.

En un estudio que nombra de 2014, se defiende todo lo contrario a lo que se nos ha contado hasta ahora; que si el uso excesivo de smart-phones dan problemas a largo plazo, que si nos puede dar dolor… y lo utiliza como una herramienta terapéutica para el paciente en su proceso de recuperación.

En el mismo, defiende el uso de las nuevas tecnologías y Apps para tablets o móviles para el trabajo del paciente con el fin de acelerar y mejorar el proceso de rehabilitación de la rizartrosis de pulgar y Fracturas distales de radio.

 

Todo ello siempre con el fin de disminuir la sintomatología dolorosa ,la tensión muscular excesiva y la posible deformación del pulgar del paciente, y aumentar el rango de movilidad articular y funcionalidad.

El problema es que estas herramientas no se ajustan al pacientes y son poco específicas, y es aquí donde nace ReHand: una App para tablets que busca normalizar el trabajo muscular selectivo (en este caso) a nivel del pulgar (aunque es ampliable a todo tipo de patologías a nivel del carpo, dedos o muñeca), y promueve la activación específica para conseguir una pronta recuperación del paciente.

Logo ReHand

¡¡Anímate y pruébalo!!

Si os interesa la m-health, os animo a leer este artículo de hace unos meses.

Bibliografía

Bertozzi L, Valdes K, Vanti C, Negrini S, Pillastrini P, Villafañe JH. Investigation of the effect of conservative interventions in thumb carpometacarpal osteoarthritis: systematic review and meta-analysis. Disability and Rehabilitation. 2015; 37(22):2025-43.

Valdes K, Von der Heyde R. An exercise program for carpometacarpal osteoarthritis based on biomechanical principles. Journal of hand therapy. 2012; 25, 251-63.

Algar L, Valdes K. Using smartphone applications as hand therapy interventions. Journal of Hand Therapy. 2014; 27: 254-257.

McGee C, O´Brien V, Van Nortwick S, Adams J, Van Heest A. First dorsal interosseus muscle contraction results in radiographic reduction of healthy thumb carpometacarpal joint. Journal of Hand Therapy. 2015; 28, 375-381.

O´Brien VH, Giveans MR. Effects of a dynamic stability approach in conservative intervention of the carpometacarpal joint of the thumb: A retrospective study. Journal of hand therapy (2013) 26: 44-52.

 

Pablo Rodríguez Sánchez-Laulhé

Fisioterapeuta